El Senado discutirá el matrimonio homosexual en julio
mayo 11, 2010, 11:36 pm
Filed under: Noticias

Alejandra Waigandt (ARTEMISA)

La nueva ley de matrimonio, que incluye a las parejas del mismo sexo, tomará estado parlamentario el miércoles 19, pero el Senado no la trataría hasta julio. Antes será discutida en la Comisión de Legislación General, donde la Iglesia Católica tiene una importante aliada, la peronista Liliana Negre de Alonso. Los bloques mayoritarios están divididos, sobre todo en el tema de la adopción de niños y niñas. En el ámbito de la justicia los amparos seguirán avanzando hasta que salga una ley definitiva.

El Senado trataría en julio la modificación de la legislación sobre matrimonio para equiparar las uniones entre personas del mismo sexo a las de parejas heterosexuales, según adelantaron a la prensa el kirchnerista Miguel Pichetto y el radical Gerardo Morales. El proyecto obtuvo la media sanción de Diputados el martes 4 de mayo, debido a la incansable lucha de las organizaciones que defienden los derechos civiles de gays y lesbianas. Allí se logró que un grupo importante de parlamentarios se alineara detrás del mensaje de no discriminación, pero esta estrategia podría no funcionar en la cámara alta, donde una parte del cuerpo rechazaría la modificación del Código Civil argentino para reemplazar la frase ‘hombre y mujer’ por la de ‘ambos contrayentes’.
El viernes pasado el presidente de Senadores Julio Cobos giró el proyecto a la Comisión de Legislación General y dijo estar a favor de la unión civil y no de la nueva ley de matrimonio. Esta comisión se encuentra liderada por la justicialista disidente Liliana Negre De Alonso (San Luis), una legisladora ligada a los sectores conservadores con influencia en los asuntos del Congreso, como la Iglesia Católica. Pero este conservadurismo trasciende dicha comisión, extendiéndose a la mayoría del cuerpo parlamentario, por eso será difícil conseguir que prospere la legalización de las bodas homosexuales.

En la cámara alta el Frente para la Victoria con 31 miembros representa la fuerza más importante, si embargo la iniciativa no consigue un apoyo unánime ni en el kirchnerismo, ni entre sus aliados, y tampoco en las filas opositoras, donde la Unión Cívica Radical constituye el segundo bloque más numeroso (14 miembros); no hay terceras fuerzas. En principio los bloques políticos dejarán a sus integrantes en libertad de conciencia para decidir el voto. En Diputados la libertad de acción dividió posiciones: en el oficialismo la mayoría votó afirmativamente el casamiento homosexual, y en el radicalismo lo hizo una minoría; en el PRO se fragmentaron 8 en contra y 4 a favor, y en el Peronismo Federal 6 a favor y 23 en contra. Los y las diputadas de la centroizquierda votaron homogéneamente a favor del proyecto.

En ese marco, el senador justicialista por La Rioja Carlos Menem ya presentó un proyecto de ley para someter a una consulta popular la aceptación del matrimonio entre personas el mismo sexo. Por su parte la presidenta de la Federación de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (FLGBT), María Rachid salió a reclamar celeridad en el tratamiento en el Senado para conseguir así la sanción definitiva de la ley, pero probablemente no llegue al recinto antes de la finalización del Campeonato Mundial de Fútbol que se realizará en junio. Si al mes siguiente la cámara alta rechaza la iniciativa, ésta deberá volver a Diputados, donde no podrán lograrse los dos tercios de los votos necesarios para su confirmación.
Posiciones divididas

El tema que dividió a los bloques en Diputados y que promete partirlos en Senadores es la adopción de niños y niñas por parejas homosexuales, a pesar de que la ley de Adopción no está en discusión. La autora del proyecto de matrimonio entre personas del mismo sexo, la diputada Vilma Ibarra (Nuevo Encuentro), lo dejó en claro al iniciar al debate que duró más de 11 horas en la cámara baja. ‘En la actualidad el juez no le pregunta a la pareja su condición sexual, sino que trata de bregar por el interés del niño o de la niña. Además, hoy, muchas personas pueden tener hijos por fertilización asistida y alquiler de vientres. También, la Justicia entregó en guarda a un padre soltero la tenencia de un niño. Por eso, es falso este punto en el debate’, explicó la parlamentaria.

María Rachid coincidió en que ‘en Argentina gays, lesbianas y bisexuales podemos adoptar y hay muchas familias que han tenido hijos por inseminación asistida’. En el diálogo que Rachid mantuvo con Artemisa Noticias al anticipar que la justicia comenzaría a favorecer los casamientos homosexuales, la militante aclaró que ‘la ley (con media sanción de Diputados) únicamente garantizaría la coadopción, de manera que los niños y las niñas de nuestras familias tengan los mismos derechos que los hijos y las hijas de las familias heterosexuales. En la actualidad, nuestros hijos e hijas pueden heredar sólo a uno de sus padres o sus madres, compartir la obra social sólo con uno de sus padres o sus madres; y si muere uno de sus padres o sus madres, el niño o la niña queda huérfano porque la pareja homosexual no está reconocida legalmente. Nuestros niños y niñas obtendrían los mismos derechos que los niños y las niñas de parejas heterosexuales a través del matrimonio homosexual’.

Concretamente la iniciativa que aprobó la cámara baja establece que ‘en caso que los cónyuges sean del mismo sexo, a pedido de éstos podrá el adoptado llevar el apellido compuesto del cónyuge del cual tuviera el primer apellido o agregar al primero de éste el primero del otro’. De esta manera, las y los cónyuges, cualquiera sea su sexo, podrán adoptar de manera conjunta.

En tanto en el ámbito de la justicia los amparos siguen adelante y los fallos que permiten los casamientos entre personas del mismo sexo en la Ciudad de Buenos Aires no serán apelados, según informó el procurador general Ramiro Monner Sans. Por su parte el coordinador del área jurídica de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) Pedro Sottile explicó que esas causas ‘quedarán en abstracto’ en caso de que Senadores otorgue la sanción definitiva. Esta organización, la Federación FLGBT y el Instituto Nacional Contra La Discriminación la Xenofobia y El Racismo (INADI) están acompañando las acciones emprendidas por unas 100 parejas que desean tener un boda: el 30 por ciento está domiciliada en la Ciudad de Buenos Aires y 70 en el interior del país.

Tal como señaló Marcela Rodríguez de la Coalición Cívica en el debate de Diputados, la justicia está más avanzada en la búsqueda de la igualdad jurídica para los y las ciudadanas argentinas. Los fallos favorables al matrimonio homosexual permitieron que por primera vez tres parejas del mismo sexo celebraran bodas en América Latina. El primer matrimonio unió a Alex Freyre y José María di Bello, que debieron casarse en un Registro Civil de Ushuaia, a más de 3 mil kilómetros de la capital porteña porque la medida judicial favorable había sido apelada por abogados católicos. Llegó el turno de Damián Bernath y Jorge Salazar, quienes protagonizaron una boda sin contratiempos, ya que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires resolvió no apelar los casamientos de gays y lesbianas. Siguieron entonces Norma Castillo y Ramona Arévalo, que lograron una unión formal después de estar 30 años en pareja.


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: